Síguenos en:


Gastronomía

Café arábica: ¿por qué es el mejor del mundo?

25.07.21 / GASTRONOMÍA

Café arábica: ¿por qué es el mejor del mundo?

¿Fan incondicional del café? ¡Bienvenido al club! En Kaiku Caffè Latte no podemos estar un día sin esa bebida llena de aromas que nos levanta el ánimo de un tirón. Pero aunque hay cientos de especies de plantas que nos regalan sus frutos para prepararla, el café arábica se merece un reconocimiento aparte.

Dentro del mercado cafetero, el arábica es considerado la mejor variedad. No en vano ocupa cerca del 60% de la producción mundial y es el favorito de la mayoría de los entusiastas del café. Te contamos de dónde viene y qué lo hace tan especial.

Características del café arábica

El café arábica proviene de los granos del Coffea arabica o Cafeto arábigo, un arbusto originario de Etiopía y Yemen, en Medio Oriente. En la actualidad, la mayor parte de su producción viene de países de África y América del Sur, pero se comercializa en casi todos los rincones del mundo. Esto es lo que lo caracteriza:

Apariencia

Los granos son alargados y delgados en comparación con el café robusta, el otro gran referente. Además, los de arábica tienen una fisura en forma de “S” que suele ser el principal distintivo para los poco conocedores de la materia.

Notas

Su sabor es delicado, sutil y equilibrado, y una vez lista, la bebida tiene una textura ligera. En cuanto a aroma, el café arábica tiene matices de frutos silvestres antes de tostarse y luego de tostado sus notas son ligeramente dulces.

Cultivo

Las plantas arábicas crecen en zonas elevadas que van desde los 800 hasta los 2000 metros sobre el nivel del mar. El resultado es una producción más lenta y delicada, pero un mejor perfil organoléptico.

Contenido de cafeína

El arábica tiene un máximo de 2% de cafeína, por lo que es muy suave, en especial si lo comparas con el robusta, que llega a 4%.

Todas estas características le confieren al café arábica la categoría de gourmet. Y aunque la mayoría de las marcas que encontramos en el supermercado corresponden a una mezcla, si quieres un café verdaderamente superior debes buscar una composición 100% arábica.

Algunos datos curiosos sobre el café arábica

Cuando se trata de café, lo que más nos importa es disfrutar de sus aromas y sabores, sin reparar en nada más. Pero si eres un poco más curioso, te gustará conocer ciertos detalles del café arábica que lo hacen todavía más peculiar:

  • Poca resistencia a las plagas: el cultivo es mucho más susceptible de sufrir una invasión de insectos. Esto se debe a que posee bajos niveles de cafeína, que es la sustancia encargada de hacerle resistir estos ataques.
  • Nunca en las llanuras: en contraste con el robusta, que se puede cultivar en poca altura, las plantas de café arábica no son capaces de adaptarse y mueren si no están en zonas montañosas, protegidas de la luz solar directa y el viento fuerte.
  • Hay más de una opción: tiene distintas subespecies, cada una con características organolépticas diferentes al resto. Entre las más famosas están Moka, Harrar, Marella, Tarrazú y Peaberry, por mencionar solo algunas.
  • Autonomía reproductiva: sus plantas son autógamas, lo que significa que un mismo ejemplar tiene todos los cromosomas necesarios para dar lugar a nuevos arbustos, por lo que se puede autopolinizar.

El café arábica es sinónimo de buen café. Y por eso todos nuestros cafés fríos de Kaiku Caffè Latte están hechos con esta variedad. Porque no importa si va con o sin leche, dulce o amargo, espresso o americano, siempre tiene una calidad superior. Por eso no es de extrañar que los baristas, los productores y los amantes del café lo prefieran y consideren el mejor del mundo.

RELACIONADOS
PUBLICAR UN COMENTARIO

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.