Síguenos en:


Tendencias

La fórmula para disfrutar del café sin que afecte al sueño

21.05.20 / TENDENCIAS

La fórmula para disfrutar del café sin que afecte al sueño

Tomar café y dormir es incompatible para mucha gente. Aunque el café no es el principal culpable de los trastornos de sueño, la cafeína altera el sueño y puede dinamitar el descanso. ¿El motivo? La cafeína afecta a la hormona que regula nuestro reloj biológico interno, algo también conocido como ritmo circadiano.

Se ha escrito mucho sobre los beneficios del café y sobre su relación con el sueño. En Kaiku Caffè Latte no podemos vivir sin café, pero creemos que existe la fórmula perfecta para disfrutar de él sin que dé sueño o al revés, sin que lo quite.

¿Cómo tomar café para dormir mejor?

Cada persona es distinta, por eso la fórmula para tomar café y dormir sin problemas varía de unos a otros. La clave para diseñar la tuya empieza por conocerte a ti mismo. A partir de ahí, puedes seguir estas pautas:

tomar café para dormir

  • Conocer tu nivel de sensibilidad a la cafeína

La cafeína es una sustancia que afecta en mayor o menor medida a unas personas que a otras. Hay quienes desarrollan una dependencia a ella, y los hay que tienen tolerancia a la cafeína, por lo que su umbral máximo estará por encima de las personas más sensibles a ella. Al final, la cafeína es una xantina que se encuentra naturalmente también en el té y el mate. Consumirla inhibe los receptores de nuestro cuerpo que se encargan de administrar los ciclos de sueño y vigilia. En el caso de las personas muy sensibles a la cafeína, con un café diario tendrán los efectos estimulantes para toda la jornada. En cambio, quienes hayan ido desarrollando una tolerancia a la cafeína podrán permitirse el consumo repetido sin que esto les afecte para dormir.

  • Acompasa tu café a los ritmos circadianos

Dependiendo del ritmo circadiano, lo que ingieras a una hora tendrá un efecto u otro. Los expertos indican que a primera hora de la mañana no es el mejor momento para tomar café. Lo ideal sería tomarlo dos horas después de despertarse, cuando los niveles de cortisol desciendan. Tras esa hora hay otro pico de subida entre 12 y 13 del mediodía y un tercero entre las 17:30 y las 18:30. Entre medias, puedes tomar el café de después de comer y después olvidarte de la cafeína porque su efecto se mantiene entre 5 hasta 12 horas en el organismo.

  • No sobrepasar la dosis diaria recomendada

Sin importar cómo seas, el consumo diario de café no debería exceder unos límites. La dosis de café diaria para alguien con consumo moderado se establece entre 100 y 300mg de cafeína. Según los expertos, 500 mg de cafeína sería la cantidad diaria máxima. Por encima de dicha dosis, los beneficios del café pueden transformarse en problemas que derivan en trastorno del sueño, hiperactividad, dolor de cabeza o incluso alteraciones del ritmo cardíaco.

cafe para dormir mejor

  • Alternar tipos de café con más o menos carga de cafeína

Dependiendo de la variedad del café, del tipo de cocinado que le des o de la cantidad que contiene cada taza que tomes, tu dosis de cafeína es mayor o menor. Si te encanta el café pero no quieres tener un subidón cada vez que lo bebas, una solución es alternar entre espresso, con leche, e incluso latte macchiato, que es la versión con menos cantidad de café y más de leche. Los cafés fríos de Kaiku Caffè Latte son una opción ideal si quieres modular el consumo de cafeína y dormir bien. Su composición no abusa de la carga de cafeína y además sus ingredientes son 100% naturales: solo contiene granos de café de variedad arábica certificados por Rainforest Alliance, leche fresca y azúcar.

Para dormir plácidamente no es necesario dejar de tomar café, sino conocerte a ti mismo, poner en práctica esta sencilla fórmula y seguir disfrutando de este pequeño placer cotidiano.
Compartir
Imprimir
Like
PUBLICAR UN COMENTARIO

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.


RELACIONADOS