Síguenos en:


Gastronomía

Cómo hacer un buen café con leche sin máquina

21.12.21 / GASTRONOMÍA

Cómo hacer un buen café con leche sin máquina

Para nosotros no hay nada más delicioso que esta infusión, sobre todo cuando nos sale bien espumosa. Por eso, en Kaiku Caffè Latte queremos compartir contigo las mejores técnicas y secretos para saber cómo hacer un buen café con leche sin máquina. Créenos, te sorprenderá el resultado.

Desde el grano que escogemos hasta algunos trucos para obtener la espuma adecuada, hay muchas cosas que puedes hacer para que esté delicioso, sin necesidad de adquirir una máquina espresso.

El café, una pasión que ha dado la vuelta al mundo

Pese a que esta bebida es de origen africano, más precisamente de la actual Etiopía, hace miles de años que se bebe alrededor de todo el mundo y existen diferentes maneras de prepararla, como el estilo turco o italiano.

Los que hoy conocemos se preparan con una técnica inventada en Milán a principios del siglo XX: el café espresso. Consiste en utilizar una máquina que regula la presión y la temperatura y prepara en instantes la infusión con esa deliciosa espuma cremosa.

Pero, si queremos saber cómo hacer un buen café con leche sin máquina en casa, ¿cuál es el secreto para que salga rico y espumoso?

Cómo hacer un buen café en casa

Si bien para la versión fría no hay que preocuparse porque ya tenemos a nuestro Kaiku Caffè Latte, con el café caliente nos sucede a veces que evitamos prepararlo en casa porque sabemos cómo hacerlo tal y como nos gusta. Sin embargo, te asombrará saber que se pueden preparar excelentes versiones de esta bebida sin necesidad de comprar una máquina cara. Solo hace falta un dripper, que es como un “embudo” especial y filtros de papel que puedes encontrar en el súper.

Así que, si quieres saber cómo hacer un buen café en casa, empieza por seguir estos sencillos pasos:

    • Compra calidad: escoge un grano que sepas que es fresco y se ha envasado de manera correcta.
  • Muele en el momento: puedes usar un molinillo, o si no lo tienes pide que te lo muelan cuando compres el café, eso le dará una mayor frescura.
    • Mide la proporción: utiliza siempre 10 gramos de café por cada 160 mililitros de agua. Eso será suficiente para una taza mediana.
  • Emplea agua bien caliente: la temperatura ideal es 95 °C. Eso sí, deberás dejarlo reposar unos minutos para poder beberlo.
  • Asegúrate de que no haya residuos: siempre limpia bien tu cafetera, aunque sea un simple dripper, porque los restos pueden producir acidez.
  • Bébelo en el momento: si lo recalientas se vuelve muy amargo y desvirtúa su sabor.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura: Si en casa se guarda el café en la nevera, es el momento de cambiar de hábitos, y consérvalo en un lugar oscuro y a temperatura ambiente. No es recomendable sacarlo la nevera para ponerlo directamente al fuego.
  • No lo compres torrefacto: el café de calidad no lleva azúcar en el tueste.
  • Guárdalo bien en la despensa: emplea las bolsas con zipper y consérvalo en un lugar fresco y seco.

En cuanto a cómo hacer un buen café con leche sin máquina te diremos que la primera regla es que no pongas demasiado, solo la cantidad justa para no enmascarar el café.

Si no tienes un vaporizador como el de las cafeterías, la mejor manera de airear la leche es verterla tibia en la batidora hasta que obtengas la espuma que deseas. Cuando consigues el punto buscado, coloca un chorrito en el centro y luego añades la espuma por encima con ayuda de una cuchara. Con estos pasos y consejos, hasta podrás aprender a hacer dibujos en el café con práctica y tiempo.

Ahora que sabes cómo preparar un buen café, invita a tomar uno a ese amigo que intenta darte envidia con su máquina especial y demuéstrale que eres un experto en la materia. Después, ¡no te olvides de contarnos qué tal te ha ido!

RELACIONADOS
PUBLICAR UN COMENTARIO

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.