Síguenos en:


Gastronomía

El café perfecto existe: sobre el origen, el aroma y el gusto idóneos

30.04.20 / GASTRONOMÍA

El café perfecto existe: sobre el origen, el aroma y el gusto idóneos

De un tiempo a esta parte el café ha dejado de saber a torrefacto para convertirse en una de esas bebidas que siempre apetece. Los cafeteros se han puesto su traje de exploradores para probar todas las versiones de esta infusión milenaria y dar con el mejor café del mundo.

El cortado de bar en vaso de cristal grueso ha dado paso a otro tipo de cafés como el de filtro, el prensado, el coldbrew o café frío como el de Kaiku Caffè Latte y otras tantas elaboraciones que potencian su sabor. La versatilidad de esta bebida, sin embargo, parte de una base de calidad. El producto originario es la herramienta principal y final que hará que un preparado sea bueno. Por lo tanto, la clave para afirmar que “el café experto existe” está en el grano.

el mejor café del mundo

El mejor café del mundo tiene tantas versiones como cafeteros hay sobre la Tierra. Al final el café es sinónimo de disfrute y la preferencia personal de cada uno es lo que definirá cuál es la “mejor elaboración” para él. Pero aunque en Kaiku Caffè Latte defendemos la flexibilidad sin límites, sí debes conocer y seguir estos puntos que te permitirán obtener el café perfecto para ti, y que a la vez que recibiría el aprobado experto.

Te contamos lo que debes tener en cuenta a la hora de exprimir esta semilla. Apunta y aprovecha al máximo todos los beneficios del café.

La base de un buen café es un grano de calidad

En el mundo existen diferentes variedades de café: las más comunes arábica y robusta, y las menos frecuentes libérica y excelsa. A la hora de elegir la mejor, quédate con los granos de café arábica puesto que son los de mayor calidad y equilibrio entre el sabor y la cafeína.

Los cafés fríos de Kaiku Caffè Latte emplean solo esta variedad en su elaboración. Además, son de producción sostenible y cultivados en plantaciones de café certificadas por el organismo RAINFOREST ALLIANCE. Esto quiere decir que no solo se seleccionan los granos de mayor calidad, sino que crecen en condiciones sostenibles. Un esfuerzo que merece la pena perseguir porque desemboca en unos resultados óptimos en cuanto a sabor y calidad, garantizando además las condiciones de trabajo de las familias dedicadas a la recolecta del café.

Preguntas frecuentes antes de preparar el café perfecto

¿Origen? ¿fecha de recolección? ¿fecha de tueste? No te agobies. Si has decidido sumergirte en el universo cafetero por completo, te habrás encontrado de frente con preguntas para las que no tienes respuesta.

ilustración del café perfecto

1.¿El mejor café del mundo debería ser café molido o sin moler?

Depende de si tienes un “grinder” o molinillo en casa. Si vas a dedicarle tiempo, dinero y esfuerzo a esta afición, puede ser recomendable conseguir uno. Más adelante descubrirás que dependiendo de la máquina con la que vayas a cocinar el café necesitarás moler el grano más fino o más grueso.

2.¿Te gustan los cafés de grano lavado, natural o honey?

Puedes pensar que quien te está preguntando ha decidido cambiar de idioma por completo, pero no. Al final, el grano de café proviene de una baya, que cuando se recolecta está fresca, como podría ser una cereza. Esas bayas se deben secar antes de consumirse, pero hay diferentes procesos que dan lugar a diferentes  opciones: lavado, honey o natural.

Para obtener un café natural, por ejemplo, el fruto se pela tras el secado. En el proceso honey y despulpado natural, se limpia antes una parte del fruto (la piel y parte de la carne) y otra parte se quita después del secado. Un café lavado, sin embargo, es un grano al que se le han retirado varias estructuras al grano antes de secarlo. Tradicionalmente esto se hace con agua. Con el proceso de lavado se obtiene un grano “limpio” que gusta mucho a los expertos. El lavado resta valor a los sabores frutales y da protagonismo al grano en sí, por eso este debe ser de alta calidad.

3.¿De qué sirve la fecha de recolección del café? ¿Y la de tueste?

Entre que un grano se recolecta en origen y llega a tu taza hay mucho trabajo, pero relativamente poco tiempo. Debes fijarte ante todo en la fecha de tueste. Los expertos recomiendan comprar café como quien compra el pan, es decir, no acumular y comprar la cantidad que se va a consumir en una semana. Una vez tostado, el grano sigue su proceso, así que como referencia: compra cafés que hayan sido tostados entre tres y cinco días y estará listo para consumir cuando cumpla ocho días de tueste y hasta los 21 aproximadamente. Por supuesto, no es necesario tal grado de especialización, pero sí tener en cuenta que no por estar recién tostado el café es mejor.

4.¿Qué tipo de cafetera vas a utilizar para preparar tu café perfecto?

Esta pregunta parece fácil: la cafetera de toda la vida. Pero si ya has investigado un poco, sabrás que además de la italiana y de esa de filtro que tenía tu abuela, hay otras máquinas que determinarán el tipo de café que necesitas. Hay diferentes “cafeteras” que extraen el café de una forma u otra, y la pregunta es para adecuar el grano al tipo de proceso que vas a emplear. Para que te suenen, estas son algunas de las formas para preparar café:

  • Prensa francesa
  • Aeropress
  • Máquina de espresso
  • Siphon
  • Chemex

La herramienta que elijas determina cómo preparas el café y esto tiene un impacto directo en el sabor y la textura de tu taza.

En definitiva, el café perfecto depende de gustos. Lo más entretenido de este universo es experimentar con los diferentes molidos, tuestes y métodos de preparación. Solo así podrás descubrir cuál es el mejor café del mundo para ti.

Compartir
Imprimir
Like
PUBLICAR UN COMENTARIO

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.


RELACIONADOS